La senda del Oso, es un antiguo ferrocarril minero, rehabilitado como calzada cicloturista con una pendiente media del 1 %, es decir, prácticamente llano, que discurre por el fondo de los Valles del Oso que conforman los Municipios de Proaza, Quirós, Stº. Adriano y Teverga; si bien tiene continuidad a través de La Senda Verde por el municipio de Oviedo hasta la propia Capital. Tiene una cota mínima de 50 m. sobre el nivel del mar, pero rodeado de un sinfín de escarpadas montañas.

Con estas condiciones se dan todas las circunstancias, temperatura, humedad, etc. para que la vegetación sea exuberante y variada; aquí, crecen las palmeras, naranjos, limoneros; al lado de las encinas, robles, castaños, nogales, avellanos, abedules, tilos, madroños, álamos, cedros, alisos, fresnos, acebos, manzanos, cerezos, etc.; en una palabra, toda la flora que nos podamos imaginar.

Con una vegetación tan abundante, creciendo en las laderas de unas montañas tan empinadas, con un censo poblacional bajísimo, que permite que existan zonas donde hace años que no pasa una persona, y todos los frutos de los árboles sin recoger; no es extraño, que la fauna se haya multiplicado espectacularmente. Por aquí, deambulan los osos en libertad, criando sin apenas necesidad de hibernación, igual que las nutrias, corzos, jabalíes, venados, lobos, zorros, ardillas, garzas reales, alimoches, cormoranes, buitres, águilas, perdices, patos, salmones y truchas, mirlo acuático, martín pescador, etc. etc.

Cualquier amante de la naturaleza, ligeramente observador, si se mueve por la senda con un poco de discreción, tiene muchas oportunidades de observar algún animal salvaje, sin olvidarnos de la obligada visita al cercado Osero, para visitar a Furaco,Paca, Tola y Molina las emblemáticas osas que viven en estado de semilibertad, a 1 Km. del Oso Goloso, en Proaza.

Para asegurar el avistamiento de las diversas especies de fauna salvaje en libertad, especialmente osos en libertad, la mejor opción es acudir a los mejores profesionales del sector en fayasforestal.com

En realidad, la Senda del Oso es un lugar de naturaleza absoluta, única en toda España, donde se concentra la mayor densidad de osos en libertad de la península, amén del resto de la fauna asturiana. Por ello, es un error considerarla como un sitio especial para circular en bicicleta. Debe ser mucho más. Debe hacerse disfrutando del entorno, sin dar una pedalada de más y donde el objetivo debería ser disfrutar de la naturaleza, siendo la bicicleta la herramienta necesaria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies y tecnologías similares para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando se considerará que acepta nuestra política de cookies.